La esperanza de la prensa en Cuba

Una compañera de trabajo decía : “Si malo es no poder hacer un trabajo crítico por los vericuetos que conlleva antes y después de hacerlo, peor es publicarlo y que no ocurra nada”.

Y así resulta, a veces pasa inadvertida la polémica, la crítica constructiva que desde cualquier medio de prensa se le realiza a un sector determinado de la sociedad cubana.

En una ocasión, acudiendo a la polémica coletilla, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, alababa un trabajo hecho por Granma sobre las inversiones en el acueducto de Santiago de Cuba. Incitaba a los periodistas a ser “transparentes, críticos y autocríticos, porque es la manera en que podemos extraer la única utilidad que tiene el análisis sincero de los errores: sacar las experiencias; de lo contrario, seguiremos ocultándolos y repitiéndolos una y otra vez como ha estado sucediendo”.
Pero, ¿acaso esta constituye la primera ocasión en que se hace alusión al papel de la prensa en la Revolución? Tanto Raúl como Fidel, así como diferentes miembros de la Unión de Periodistas de Cuba y sus más altos exponentes han enfatizado en ello, y si bien falta mucho a los integrantes de los órganos de prensa por ese periodismo anhelado, no se puede negar que se ha trabaja en ello.

Mas ahí no radica el mayor problema, lo está en el qué pasa luego de la publicación. No soy la única de los que laboramos en los medios de prensa que tiene el sinsabor de haber transitado las titánicas tareas de Hércules para publicar un trabajo analítico y/o polémico, pero constructivo, incluso a veces con el riesgo que no nos corresponde de ofrecer posibles soluciones. Y no ha pasado nada.

A algunos decisores en diferentes niveles les ha dejado de importar, simplemente no se sienten aludidos, les “resbala” como se dice en el argot popular, porque ya dan por acostumbradas la irresolución de los problemas planteados cuando la respuesta la tienen debajo de sus propias narices.

Qué de la calidad de los servicios, de las relaciones de liderazgo y trabajadores, de arreglos en instituciones o centros necesitados de recursos para mantenimiento, que aún en existencia no se emplean, para luego convertirse en presupuesto quimérico para una nueva construcción.

O simples problemas, de tantos que pueden enumerar cada periodista en su sector, y que sin embargo no encuentran respuesta y sí muchas justificaciones de que si la crisis económica, el período especial y demás dilemas que afectan las arcas del Estado.

La prensa es el arma del pueblo, siempre lo ha sido y por estos tiempos, los de acá tratamos de hacerlo sin complacencias, ni tapujos, objetiva y sin especulaciones.

No pocas veces nos desgastamos cada periodista en su área, en la denuncia de problemas con simples soluciones y a la vuelta de la esquina nos encontramos todo igual.

Resulta entristecedor emplear días, semanas, hasta meses en busca de un trabajo puntual, crítico pero real, para que luego si pasas la prueba de fuego (que aquellos aludidos no encuentren fisuras por donde desacreditar el artículo, en vez de analizar la parte de la verdad que les corresponde), veas que ha sido en vano.

Si quisieran hacer un balance de cada sector, debieran invitar a los periodistas, muchos no permitimos las mentiras, somos inconformes reales por excelencia al punto de ser irresistibles, y quizás sin estar dentro de los mecanismos podamos ver las cosas mejor, o al menos desde otro punto de vista.

Así al comentario de Raúl, habría que agregarle ese papel a desempeñar por algunos dirigentes o encargados de las tomas de decisiones, para que sean capaces de ver en la prensa, no al enemigo que cuestiona con inquina su trabajo, sino al colega, al compañero de Revolución que quiere como todos una sociedad más justa y equitativa.

Los periodistas somos del pueblo, y como el pueblo sufrimos cada dilema social, y más aún, porque después de tantos conflictos que conlleva la confección de un trabajo polémico siempre albergamos la esperanza de que haya servido para algo.

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: