Amo a Cuba y punto

Foto: Kaloian Santos

Quisiera sacarla del corazón cuando se vuelve pesada, insostenible, insufrible. Quisiera escribirla como Miguel de Cervantes, ese lugar del Caribe de cuyo nombre no quisiera acordarme. Pero es imposible hacerlo, emerge cuando hablo, cuando camino, cuando respiro… cuando soy.

Me hace aventarme una y otra vez contra sus molinos, y a la vez me levanta, me quita el polvo y devuelve la adarga al brazo para seguir la contienda.

Por veces le aborrezco, le odio, le lloro, pero como las pasiones eternas, al tiempo se me pasan las penas y vuelvo como los viejos enamorados a revolcarme en sus esquinas, esas esquinas bacheadas, endemoniadas, vapuleadas, pero tan mías.

Y es que amo a Cuba de esa manera romántica y masoquista de reponerme y adorarle aún cuando me estruje la existencia. Y hay muchas maneras de hacerlo: idílicas, utópicas, realistas, asentadas, pasivas, tormentosas, tantas…tantas.

Amo a Cuba más allá de los aburrimientos provincianos, de las inercias sociales, de las fachadas moribundas que no se resignan a morir. He aprendido a vivirla, entenderla, criticarla siempre que ha sido necesario.

La sufro diariamente, de maneras insospechadas, la llevo incrustada en la piel, en la ropa, y aún cuando me bañe llevo su aroma impregnada. Está en la sangre, no puedo dormir sin ella, aún cuando a veces no pueda hacerlo por su culpa.

Amo a Cuba más allá de los sueños de cambios aún demorados, de las decisiones por veces bruscas y estrepitosas, de las posturas inconsecuentes que nos llevan a la duda.

Amo la manera de sabernos grandes, aunque juguemos a ser un grano de maíz; nos motiva a ser mejores, con ese hálito de autosuficiencia que a muchos molesta, pero nos ha permitido sobrevivir tantos años.

No acepto siquiera que me digan cómo amarla, dónde, ni cuándo. No permito que me impongan de qué manera hacerlo o demostrarlo. Lo hago cuando dudo de ella, cuando la lastimo, cuando la defiendo; es de esas relaciones tensas, unas veces mejores, y otras no tan buenas, pero siempre fiel, como los lazos consanguíneos que ni la distancia ni el tiempo pueden borrar.

La amo más allá de los titánicos viajes en la simbólica carcacha del pueblo, de los ánimos exasperados, de las miserias humanas, de la escasez. La siento en cada paso, calle, mujer, niño, en el calor insoportable, la humedad babeando mi rostro; me seduce la tranquilidad de su verde, de ese verde tan verde, tan reconfortante verde que diviso en sus paisajes, en sus reinados de tabaco, hasta en sus campos de marabú.

Y qué de sus esquinas populares, mitos folclóricos de la polis griega, llenas de sudores, verborrea y tanto debate político; cómo no querer sus formas sincréticas, plurales, sus misticismos variados, su ajiaco, sus realidades imaginarias, soñadas, vividas, real maravillosas.

Lo que soy es en, por y a través de ella. Ni importa lo que digan, lo que hagan. Me aferro a sus palabras, aunque sean visiones inciertas que no me ofrecen soluciones ni metas; tan solo enseñan caminos, apenas senderos por los que debo y no me canso de caminar.

No puedo ni podré dejar de padecerla, palpitarla, sufrirla, como se quieren a los perpetuos amantes, a los amantes de verdad, a los del happy ending.

Apuesto por ella todas mis cartas, mi poca fortuna. No elijo soluciones fáciles, quiero estar con ella hasta el final.

Y es que de algo estoy segura, eso no va cambiar nunca; no importa donde esté, no importa lo que haga, ni siquiera quien seré de aquí a unos años. Amo a Cuba y no hay nada más que decir. Amo a Cuba y punto.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: