Carlos Varela: “Cada cual lleva la Patria a su manera” (+fotos y videos)

Foto Osbel Concepción

“Me gusta recorrer Cuba, tocar a la gente, conocer sus historias”, conversaba entre canción y canción, el popular cantautor cubano Carlos Varela, que en abarrotado teatro Milanés, confesó su complacencia por estar nuevamente entre el público pinareño.

La expectativa se hizo sentir desde la mañana con un pueblo de personas pendiente de las entradas, insuficientes para tanta audiencia seguidora de la carrera musical del afamado artista. Y no fue en vano, por más de dos horas, ante cientos de personas que usurparon hasta pasillos, palcos y laterales del recinto, Varela hizo retumbar los cimientos del Milanés, con ese buen rock, temático, polémico, cubano que él solo sabe hacer.

¿Qué ha significado tener esta aceptación de público durante esta gira y luego de 30 años de carrera musical?

“En un país como Cuba, y en el contexto actual no solo de la nación sino del resto del mundo, es una bendición poder peinar la Isla, y descubrir que puedes conocerla más a través de tu música. Es verdaderamente una suerte saber que a través del oficio de la canción estás vivo, que tus temas más allá de la radio, de la televisión, de los piratas, están todavía en los corazones de las personas.  Tengo el privilegio de contar con una banda de músicos y técnicos excelentes, somos como una familia, sabemos sacarle el partido a todos los obstáculos, lo que más nos interesa es que el concierto quede como Dios manda, y así lo hemos tratado de hacer. Este es el resultado. Lo ideal hubiera sido venir con el disco, aunque sé que puedo ser un privilegiado en el mundo de los piratas, pero me hubiera gustado que la gente tuviera el disco, poder regalarlo, pero no depende de mí”.

Usted decía en el concierto de este miércoles que escribir sobre Cuba en estos 30 años ha sido como caminar sobre vidrios rotos… ¿Es este un nuevo comienzo?

“No hago canciones para homenajear a nadie ni dedicadas a nadie, solo hago valoraciones honestas. Soy un hombre de fe, no practico ninguna religión pero soy un hombre de fe y creo que en tiempos como estos, decirle a tus colegas que no tienes nada más que decir es erróneo; esto es solo el comienzo. Solo de nosotros depende una nueva Cuba, un nuevo mundo. Nadie dijo que era fácil, pero tengo fe”.

Usted plantea que llega una nueva Cuba, donde quizás los patrocinios y los sponsor pasen a ocupar puesto ante la imposibilidad del Ministerio de Cultura de financiar giras nacionales y otras actividades este tipo. ¿Cómo percibe ello en el plano creativo, artístico y de consumo cultural?

“Cuba siempre fue una gran potencia musical, donde das una patada a una piedra y sale. Pero no es suficiente. Hoy basta con prender la radio y la televisión para ver que hay muchos músicos pero poca música, muchos poetas pero poca poesía. Esa es la Cuba; que estoy viviendo no solo yo, sino hasta la que podrán vivir tus hijos. Nací en el 63 y por tanto crecí con una generación que matábamos por escuchar a Silvio, a Pablo, a Vicente, Serrat, Bob Dylan, Sabina. Las cosas son diferentes hoy. Actualmente, hay maestros de círculos infantiles y escuelas que le están enseñando a tu hijo a escuchar lo peor del reguetón y música de mal gusto. Alguna repercusión va a tener de seguro esto en tu vida. En estos 30 años no he hecho más que escribir canciones, pongo mi granito de arena, el resto ya no depende de mí”.

Decía Eusebio Leal sobre la emigración en entrevista televisiva “la nación cubana es el fruto de esos encuentros y desencuentros, de ese ir y venir. Todo lo que limite, todo lo que dificulte ese libre ir y volver, es algo que debe extinguirse. Hay un bautismo de fe de cubanía que es muy importante y se merece el mayor respeto”. Dado que en sus temas maneja frecuentemente este tópico y la posibilidad que ha tenido de visitar varios países ¿qué piensa hoy cuando aparecen nuevos diálogos con la denominada diáspora cubana y se cumplen 50 años del polémico discurso Palabras a los intelectuales de Fidel Castro Ruz?

“Conozco muchos cubanos que están fuera de Cuba, y sienten, sufren este país tanto como los que estamos adentro; igual sé de muchos dentro que no sienten nada por este país. Cada cual lleva su Revolución a su forma, cada cual lleva su Patria a su manera. Hay  muchas personas que las llevan en la espalda, otras en los bolsillos; hay mucha gente que se fue de Cuba,  como mismo hay muchos que estando dentro de ella, Cuba se les fue de su corazón. Lo que ha sufrido mi generación ya sea desde adentro o afuera, es una obsesión por separarnos todo el tiempo; y al final no sabemos quién se equivocó, ¿el que se quedó? ¿el que se fue? Todo ha estado matizado por muchas cosas, de manera que se confunden valores que tienen más que ver con la familia y con todo el derecho que te da el haber nacido en esta tierra, el simple hecho de ser cubano. No porque vivas en Egipto, en Estocolmo o en Miami, no tienes derecho a opinar sobre tu tierra, que es tuya también. Lo importante no es dónde se esté sino lo que aporten los cubanos de adentro y fuera de Cuba, que sí son verdaderamente cubanos, que sienten y tienen el derecho de cuidar a su Isla por encima de todas las cosas”.

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: