¿Quién lo dice?

A veces quisiera ser una célula, un pequeño compuesto primario que se divide en partes y partes hasta llegar su esencia a todos los rincones del cuerpo humano.

Si pudiera trasladaría el hecho a ser una persona que se trasmuta en muchas, para poder coincidir en diferentes regiones del planeta de manera que pueda ver tantas, tantas cosas con mis propios ojos.

La desgracia de una existencia única nos hace asumir disímiles posturas en las relaciones con el otro, y una de ellas, para mí una de las más tristes, es vivir con la imagen de cosas, hechos, lugares y situaciones por cómo te la cuentan, ven e interpretan quienes estuvieron presentes.

Nunca se han preguntado cómo saben, o se representan todo en la vida. Por momentos, intento imaginarme la nieve verde, azul, pero mi psiquis me lo impide; me la han descrito blanca, me la han pintado blanca, me la ponen en la TV blanca; y la creo blanca, aún cuando nunca la he visto ni tocado directamente.

Y qué de la torre Eiffel, de las cataratas del Niágara, de las culturas hindúes, Apenas íconos arquitectónicos, pueblos autóctonos que llegan desde la versión de la versión, desde una idea que alguien ha trasmitido, y de boca en boca se percibe como la verdad más verdadera. Y por desconocimiento, no soy quién para negarlo.

Ni hablar de esa complicada manera de ser del cubano que cuando nos cuentan determinada situación, la arraigamos tanto, o la contamos tanto, que no sabemos al final discernir a quién le pasó, qué parte es verdad o mentira; o la asumimos como una vivencia personal, aunque muchas veces ni comprendamos de qué diablos hablamos.

Me molesta comentar sobre lo que nunca he visto ni oído. Hasta aparentar incluso en las tediosas tertulias intelectuales, una cultura y conocimiento, cuando afirmo entender a un autor de tal o más cual ola creativa, que quién sabe hasta la propia “bazofia” que debe haber hablado; incluso en ese mundillo, con que alguien con determinados méritos diga que la obra ha sido buena, basta para que todos la asuman igual, a pesar de no haberla leído nunca.

A mi me gusta lo que leo, no las películas que leen por mi, me gustan las noticias que vivo, no las que me ponen de otros ambientes, en las cuáles no se discernir quién es cada cual, o cada cosa.

Creemos muchas veces a ciegas, confiamos nuestra verdad a otros que no las moldean, transforman a su antojo, y no las devuelven de tal manera que incluso le estamos agradecidos.

Somos y seremos ignorantes, no hay solución para ello, no hemos descubierto una manera para revertirlo, así que debemos conformarnos con las versiones de los demás.

Pero con cuáles quedarnos. A veces incluso no importa qué se dice, sino  quién, en estos tiempos de descrédito, vale más el quién dice qué, que el qué dice quién.

Por eso ando siempre en búsqueda de las fuentes más creíbles a mi entender, no de las que me imponen por repetición de contenidos, sino de aquellas que he sabido discernir y encontrar por mi misma, aunque a veces no hallan muchas opciones.

Y en ello va todo, desde los chismes caseros, los rumores pueblerinos, las tertulias de las lenguas viperinas, hasta las cuestiones medulares de la vida económica y social del país y del mundo.

Si al menos no puedo decidir qué es lo cierto o no, algo tan ilimitado y relativo, me reservo la opción de quedarme con la versión que más me plazca. Si el jefe dijo esto, si a la vecina le pasó aquello, si fulano anda con ciclana, si la economía cambia por tales cuestiones, solo me queda una vía. ¿Quién lo dice?

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: