José María Vitier: “las puertas de la Patria deben estar abiertas para todos los artistas” (+fotos y video)

Con Al pie de tus altares, no podía haber culminado de otra manera el pianista José María Vitier, el concierto del domingo en el teatro Milanés, como parte de su gira nacional “Se dice cubano” que reúne entre otros invitados, en las voces a la cantautora Liuba María Hevia y a la venezolana Cecilia Todd.

Fotos: Osbel Concepción Padrón

De todo hubo en la función vespertina del fin de semana con un teatro repleto que no creyó en las inclemencias del tiempo. Por casi dos horas Vitier se hizo acompañar por las mencionadas cantantes, y por Abel Acosta en la percusión y Alejandro Rodríguez en el cello.

En esta su décima presentación de la gira tocó Danzón imaginario, Comparsa (versión libre sobre La Comparsa de Ernesto Lecuona), Contradanza, Balada del amor adolescente, Quizás fue ayer, Si me falta tu sonrisa, Vergüenza, Besos y Llama de amor viva  (poemas de Gabriela Mistral) y Solo el amor (sobre homónimo de Fina García Marruz).

“Como una experiencia gratificante”, coincidieron todos en calificar este periplo, nacido desde la prosa de José Martí y con el propósito de “unir a todos los cubanos” sintetiza Vitier, quien no dudó ceder unos minutos para valorar el actual panorama musical de la Isla.

Frank Fernández considera que uno de los principales aspectos que atentan contra una mejor y mayor recepción de la música de concierto es la poca o fallida promoción que se le brinda. ¿Qué cree usted?

Hay una relación muy directa entre la promoción y la familiaridad que tiene el público con los tipos de música. Tenemos un desarrollo de talento en la música de concierto, y la sinfónica, y todo esto se perderá sino va acompañado con una promoción en los  medios. Los  medios no deciden pero influyen en los gustos y consumos, en que las personas puedan elegir al menos esta opción, una música un poco más elaborada, y también como una medida ante los excesos de otro tipo de música que invade todos los espacios sonoros del país. Estamos confrontando un problema muy grave con el tipo de música que se promueve y consume.

Si además ignoramos lo que tenemos, lo que hacemos ¿adónde vamos a parar? En Cuba hay un gran desarrollo de la música y de pianistas, de altísimo nivel, de otros instrumentistas, de coros, de agrupaciones de cámara de distintos formatos, y eso en todas las partes hay que promoverlo con mucha dedicación, no solo en Cuba. La cultura pop ha invadido casi todos los espacios, pero de todas maneras nos merecemos una variedad y una apertura hacia todas las formas musicales. Tenemos un pueblo culto, varias generaciones de músicos formados, de gran valía y pienso igual que Frank, que la promoción no está haciendo lo necesario. Hay que hacer un extra, ir más allá de la mera mención del concierto, del día, profundizar. Al final es un problema de cultura y de educación, de sensibilidad, y los  medios pueden hacer mucho en contra y a favor de eso.

Decía igualmente Frank Fernández que “tenemos una migración de profunda provocación estética de los jóvenes que quieren foguearse en otros lugares pero si Cuba no lo propicia, se van a trabajar definitivamente a otros países. Estamos entre los mejores formadores de músicos en toda Latinoamérica, y a veces no tenemos trabajo que darle” ¿Qué considera?

Es cierto, no diría que es solo un problema de Cuba, hay un movimiento mundial de éxodo cultural, del sur al norte. Lo que uno se pregunta es por qué tenemos ese problema en Cuba si tenemos espacios, y las condiciones no serán económicamente las mejores, pero se potencia la cultura. Percibo que hay oportunidades en Cuba pero como también trabajo afuera, comprendo también la necesidad de reconocimiento externo y sé exactamente a lo que se refiere.

Ahí influyen muchas cosas, y dentro de ello la situación por la que atraviesa el país, hay una crisis mundial pero también hay una nacional, particular, nuestra, está hecha a nuestra medida, y nosotros somos los que tenemos que salir de ella. Y por una parte hay una crisis de los mercados de la cultura, y genera una situación muy complicada, especialmente para la música más que para la plástica o para la literatura.

Ese dilema de los jóvenes es muy preocupante, porque es increíble que preparemos un muchacho con todo el rigor e inmediatamente lo perdamos, después de casi 15 años de educación en un instrumento o una especialidad.  Es una tragedia, que hemos tenido durante muchos años, la emigración de los artistas, especialmente jóvenes. Después increíblemente uno los ve, como me ha pasado con frecuencia y en algunos casos son personas que triunfan, pero en la mayoría no logran ser felices, porque no pudieron consagrarse como músicos ni recibieron los beneficios económicos que pensaron. Y además de eso, la nostalgia por el país, dejar el país de uno es muy duro.

Por eso, favorezco la idea de que las puertas del país, de la Patria siempre estén abiertas para todos los artistas, no importa donde estén, eso forma parte del ser espiritual del cubano. Cualquier artista que se nos va deja un espacio en blanco. Hay que confiar en que en algún momento se revierta esta tendencia y junto a eso, que las puertas de Cuba permanezcan abiertas para todos, personas con valores que desde sus lugares, donde quiere que estén, han seguido defendiendo la cubanía, su condición de artistas cubanos, formados en Cuba.

 

 

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: