¿Y la culpa? (+fotos)

trapi-shoppingLa algarabía rondó hace par de meses los espacios particulares comercializadores de ropa de todo el país: vendutas¸ maniquíes¸ clientela¸ expendedores vivieron una turba de mercadeo de última hora¸ rebajas de precios¸ decomisos¸ …insatisfacciones.

¿El acontecimiento? Lo que ya se sabía desde hace mucho tiempo y más aún luego de la pasada intervención en el Parlamento de Marino Murillo Jorge¸ vicepresidente del Consejo de Ministros: la clausura inminente de una actividad que en primera instancia no tenía que haber comenzado nunca o al menos no de la manera en que se ejecutó.

Consabido era desde hacía años la existencia de la venta de ropa de manera clandestina. Con la aprobación de las nuevas licencias para ejercer por cuenta propia¸ el ambiguo marco formal de acción de algunas dio paso a una ilegalidad consentida como la que se presentó con este negocio de textiles.

En el fenómeno se desentendieron todos: Órgano de Trabajo¸ Oficina Nacional Tributaria (ONAT), cuerpo de inspectores…en fin muchos, a la espera de que a “alguien más”, y como siempre, se le ocurriera la forma de enfrentar la situación ya salida de las manos por clara responsabilidad estatal.

Venta-de-ropaEmergieron entonces puntos y más puntos y más puntos de ropa hasta convertir a las ciudades¸ para bien o para mal, en un mercado textil gigante. Los precios, aunque exorbitantes en no pocos casos, surgían en clara competencia con la disponibilidad y estructura fija de la red minorista de tiendas estatales. La variedad y calidad a las claras era evidente. La población a pesar de no estar siempre al alcance de los importes¸ al menos agradecía la existencia de disímiles opciones e incluso propuestas ausentes en las Tiendas Recaudadoras de Divisa (TRD)

¿Lo preocupante? Esto trajo a la par otros problemas y consecuencias: una descapitalización del país por la fuga de capitales hacia los mercados proveedores de tales productos textiles; una consecuente ilegalidad en cuanto a la importación con carácter comercial no permitido de dichas mercancía a la nación, un descontrol del fisco a pagar por dicha actividad…

¿Los principales responsables? Las instituciones competentes antes mencionadas que en cada marco de acción permitieron, desde un principio, la realización de una actividad de compra-venta no contemplada en la licencia que se autorizaba como modista-sastre.

Crear una nueva actividad que contemple tal acción comercial, implementarle un sistema tributario diferente al actual del régimen simplificado¸ aumentarle la carga tributaria, incluso incluírsele un impuesto de arancel por concepto de importación, son algunas de las soluciones que algunos debaten.

¿La realidad? El Estado está en plena facultad de asumir medidas cuales quiera que fuesen con tal de evitar la fuga de capitales y garantizar una recaudación estable en las TRD que solvente parte de los subsidios, programas y conquistas de la Revolución.

¿Lo inaceptable? La falta de competencia y la actual insolvencia de productos en los mencionados recintos comerciales estatales; el contraproducente estatismo en precios y elevado por demás en comparación con el poder adquisitivo de la población; el escaso poder de decisión de las instituciones en la base para manejar importes en dependencia de localidades¸ coyunturas y servicios; la cuestionable variedad y calidad de la mercancía expendida, la ausencia de productos demandados, las fluctuaciones en la disponibilidad de los mismos.

¿La lección? Estos pequeños negocios ilícitos privados de ropa demostraron suplir una necesidad ante carencias evidentes en el sistema comercializador y productor de textiles en Cuba. Las respuestas no pueden ser a medias, con un poder centralizador, por momentos ineficaz, sobre la situación de la compra-venta de ropa que a la larga genere insuficiencia en el comercio interno, insatisfacciones de la población y un regreso a la venta clandestina de ropa.

 

 

 

 

 

 

Normal
0
21

false
false
false

MicrosoftInternetExplorer4

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

11 Responses to ¿Y la culpa? (+fotos)

  1. Mayra: No puedes ponerle ‘talanqueras’ al desarrollo, sobre todo si la estampida del Ganado la originaste tú. Mientras continue la emigración interna de Trabajadores -hacia la independencia del Estado- y crezca la emigración hacia el exterior -con el consecuente regreso de capitales para alimentar el mercado independiente- seguirá creciendo éste sin control.
    Se está tratando de apagar un incendio a patadas y se sigue esparciendo, como es natural.
    Es lamentable, pero es real.
    Saludos

    • Maycardentey says:

      Concuerdo con usted, las resoluciones no fueron las mejores y el empirismo una vez más primó.
      Hay que descentralizar muchos procesos, entre estos el tema de la importación y el mercado minorista.
      Entiendo las lógicas económicas del país, pero temas como estos deben manejarse con cuidado, especialmente porque denotan, por momentos, inmovilismo mercantil, miedo al desarrollo y a la competencia.

  2. Se trata de un tema de por si mismo complicado; por una lado “aplastar” lo que mal nacio – la exasperante ineficacia, ineficiencia, dejadez y todo lo demas que esta presente todos y cada uno de los dias de nuestro bregar cotidiano – Sali o de la nada y florecio rapidamente justo porque fue factor competitivo a lo ineficaz, y lo abusivo, de negocios estatales, acostumbrados a suplir la falta de todo, con precios monopolicos.

    Critique con rudeza sobre todo, que conste que lo he hecho mas de una vez, el total escamoteo de productos de las tiendas recaudadoras de divisas, objetos de especuladores, pero mal atendidas sus existencias que se vieron menguadas, al final pago el cliente, los que tienen posibilidades basicamente, y a veces los que haciendo extraordinarios sacrificios, por la ausencia de productos, se veian o nos, obligados a acudir a este brutal mercado especulativo (creo que es intolerable). La especulacion es un delito y se castigo fuertemente a principios de la Revolucion.

    Las leyes y resoluciones, estas todas , se deben hacer y de hecho se hacen para cumplirse, pero en nuestro pais igualmente cualquiera hasta ahora ha estado haciendo resoluciones, lo peor aprobadas despues por instancias. La legalidad se viola infinidad de veces. La ONAT, el MINTRAB y todos los implicados deberian responder, tambien todos sin excepcion los jefes de las alturas que para nada estaban ajenos a que las cosas no estaban funcionando dentro del marco, me refiero a eas feisimas tenderas que por doquier pululaban, algo que en cualquier sitio del mundo es prohibido , excepto en los lugares habilitados para ello.

    Claro que ahora resurgira nuevaente ese mercado sumergido, porque a la larga este sera una solucion a la incapacidad estatal para responder a las necesidades crecientes de la poblacion. El escape de capitales es lo mismo que aquella masiva entrada de carros (autos), que favorecio a un grupo importante de gente que tenia dinero, no a la mayoria sino a un selectivo sector, y claro ordeno como se le extrae la leche a la vaca, la tenencia de divisas en el pais.

    Estas tenderas se apoderaron realmente de las calles, tambien por ello salian perdiendo artesanos que venden productos y confecciones textiles, elaborados por ellos mismos o con sus familiares que a la larga es la verdadera licencia. Gracias

  3. carlos says:

    ¿Lo preocupante?
    ¿Los principales responsables?
    ¿La realidad?
    ¿Lo inaceptable?

    muy sencillo
    es un “abuso” lo que hace el estado con las tiendas, no tiene otro nombre
    con todo…zapatos para niño, ropita, aceite…. todo.

    ¿por que no lo dices?..ya eso es otro tema.

    • Maycardentey says:

      Carlos, como ya es sabido, a lo que se expende en las TRD se le impone un gravamen, porque parte de esos ingresos se destinan a programa sociales y presupuesto estatal. E incluso el propio nombre lo especifica: Tiendas recaudadoras de divisa.
      Hay ciertos ajustes que un país debe hacer para solventar su economía y apoyar programas sociales, este es uno de ellos.
      Ahora no es menos cierto, y en eso coincido con usted, en buena parte, que los precios son excesivos en muchos casos, especialmente para aquel que trabaja en el sector estatal o público…
      Y como bien usted dice, es otro tema…lo tendré en cuenta para próximos post…
      Gracias por la lectura

  4. carlos says:

    mayra me gustaria que quitaras la moderacion y la solicitud de correo, que es eso!
    no pienso escribir nada por aqui hasta entonces.
    bye

    • Maycardentey says:

      Carlos…la opción de correo viene sola, automática en mi administración de comentarios, sinceramente no sé cómo anularla. Y no modero, todo se publica, no sé por qué lo de usted no sale, el de Fernando López se publicó sin problemas sin moderar yo y así es con todos…revisaré…saludos y gracias por la lectura.

  5. jorge says:

    no conozco mucho de temas economicos ,pero ese estira y encoje de medidas que se aprueban primero y despues se prohiben , no le veo sentido ,cual es el miedo a que la gente haga dinero y se independice,claro que deben haber regulaciones e impuestos para que el gobierno incremente sus recursos y esto al final beneficie a toda la poblacion,comoquiera estas pequenas empresas de timbiriche no creo que vayan a solucionar el problema economico en cuba,se necesita mucho mas,

    • Maycardentey says:

      Por supuesto Jorge que los cuentapropista no resolverán el problema económico del país, si lo que ingresan al presupuesto del Estado por concepto de gravamen es una minucia. Lo que sí hay que organizar más para que no pasen fenómenos como estos, no solo de que aprueben y prohíban, sino que se emitan leyes con ambigüedades que den pie a la ilegalidad, sin descontar el poco control institucional y también, por qué no el temor al florecimiento desproporcionado de la iniciativa privada….Gracias por su lectura

  6. Frank says:

    Me gusta el trabajo, me gusta que se escriba lo que se habla en la calle, que invite a la polémica , no todos tenemos que estar de acuerdo para seguir avanzando. El “timbirichi” no es la opción ideal, pero debe existir es una vía de solución para determinados asuntos y necesidades estancadas. Llegará la gran inversión y por supuesto la gran productividad, y solo entonces el país (nosotros) se aliviará económicamente.

    • Maycardentey says:

      Concuerdo en parte con usted, Frank, pero no creo que el cuentapropismo por sí solo sea la respuesta del país al panorama económico pero sí permite pluralidad y mayor solvencia de las iniciativas privadas. Gracias por la lectura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: