Un día para todo, ¿y para mí?

calendarioMe han repartido los días, me los han ordenado, formado en fila, puesto nombre y dedicatoria. “Lo tienen to´ pensa´o”, como dijera el “acere” de mi barrio, y me cuesta darle la razón. Pero es verdad. “Lo tienen to´pensa´o”.

El almanaque lo han desmenuzado, piece by piece, y le dedicaron un día a todo: al agua, a la mujer, a las madres, al bancario, la bibliotecaria, al trabajador de comercio o al campesino, al Ozono, a la lucha contra la homofobia, o en contra de la lepra. Ya no sé qué celebra cada cual, da lo mismo el día de la garrapata o que liberen a los perros chihuahuas. Hasta para lavarse las manos hay una jornada. ¡Nada me extraña!

Es una especie de reconocimiento in situ, de paradoja tan inclusiva que excluye, es una obsesión matemático-social de porcionar el calendario para no pocas veces satisfacer egos profesionales, solucionar problemas medio ambientales insalvables y saldar deudas con prejuicios remotos. Como si la homofobia se acabara en un día o los campesinos sintieran más amor a la tierra los 17 de mayo. Cuadriculan jornadas, solemnidades, homenajes, como si todo se tratara de 24 horas cíclicas, repetitivas, aburridamente periódicas, y por ende divorciadas en muchas veces, de los otras 8 736 restantes del año.

Y me pregunto como el conejito Bugs Bunny: ¿y para mí, jefe? Es que ya no sé qué festejar, o peor aún, ya no sé qué día es mío, y no hablo del Día de la prensa u otro conmemoración afín. De verdad, necesito “días” más creativos: como el de no cocinar, el de vacacionar de tu novio, el de no hacer nada de nada o el de no trabajar, o mejor aún, el día de no hacerle caso a tu jefe. Hum, ese sería un día genial.

Y ni hablar quienes se “merecen” una conmemoración establecida, como las viejas chismosas del barrio, o los tacaños, o las suegras, o los jefes ¿jefes?, o los politólogos polillólogos o…

Por qué no hacer un día también para celebrar la caída de los dientes de leche, para festejar el cambio de puesto, la soledad o el despilfarro de dinero; un día para las que no quieren ser madres, para los que no le gustan los animales o los que saborean del amor de tres; un día para las hermanas (que conste la mía lo ha exigido infinidad de veces); otro para no hacer dietas. ¡O no! ¡mejor!, el día del helado, el del kake, y el de la carne de res… ¡No!, rectifico, este sería un poco complejo.

Incluso, por qué no establecer el día de Mayra, o el de Edel, Alejandro, Karla o para Ernesto o Yumilka, para Serguei o Ivanshuk, para Shim Nuyg Lim o Mrs. Jones.

Es más, ya lo he decidido, quiero mi propio día, me paso el condenado año loando lo que a todo el mundo le ha venido en gana y ni soy banquera, mucho menos comerciante, de vez en cuando se me olvida lavarme las manos, y ni sé a ciencia cierta citar un concepto de más tres líneas sobre la capa de Ozono.

Pero ¿saben? en mi día no estará permitido hablar de género ni racismo, de fronteras ni de emigración, menos de economía o Período especial, y prohibido conversar sobre política, consumo cultural o periodismo. ¡Increíble! ¿verdad? ¡A qué les gustaría! ¿eh?

En mi día no pondremos banderitas, ni prepararemos discursos, no estableceremos tribuna ni un monólogo unidireccional, no habrá espera al sol ni aglomeraciones populares con consignas estentóreas, y mucho menos lema, que conste. En mi día no habrá cámaras ni micrófonos; ni actividad política ni gala cultural; ni referencia en el noticiero o foto en primera plana, ni la cita crucial de cuán importante es este día para el gremio ni a quien le dedicas tus resultados. En mi día no habrá postales ni regalos caros, no habrá manos que esperan ni bolsillos desesperados.

En mi día, en mi día… es más, será cualquier día a partir de hoy. No tendrá fecha fija en el calendario, ni extensión, ni jornal. Me lo he dedicado y me lo regalo. ¿No te embullas?

Anuncios

Acerca de Maycardentey
Semi nativa digital, pinareña por causalidad y no por casualidad. Irremediablemente zurda, virgo por antonomasia y convencida periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: