Quién le pone pasaporte al amor (+fotos)

No sabían cómo empezar, pero lo hicieron…

Ella, insular, prepotente, con esas ínfulas de Isla especial bendecida por el Edén del Caribe, por tantas esencias, virtudes más allá de la fama de un buen ron, suculentas mulatas y exquisito tabaco; él, de la América completa, con una visión bolivariana de ser de todas partes y de ninguna en particular.

Ella, atada a un pedazo de costa, mar y gente buena; él, volando como pluma al viento, oliendo a Los Andes colombianos, degustando el encebollado del Ecuador, encantado con el clima frío de Buenos Aires… Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: