Dicen que nació un miércoles…

Dicen que nació un miércoles, siempre fue medio atravesada. Dicen que dio guerra hasta el final, fue obstinada, vaga, irreverente con el vientre materno, desequilibrada nata desde la placenta.
Dicen que fue un día de esos, de los que nadie quiere recordar, ni la madre, ni el padre, ni sus abuelos. Ella, por supuesto, no se acuerda.

“La madre casi se muere”, cuentan de vez en vez. “La niña no quería nacer”, “llamaron por el altavoz, pensamos que era todo”, recuerdan los más viejos. “Y yo que me hago con esta niña solo”, titubeó el papá entre la angustia. Leer más de esta entrada

Las “locas tareas” de primaria

Es insólito cómo los cubanos tratando de solucionar problemas, creamos otros mayores. Al desastre educacional de años queremos encausarle ahora gigantescas y risibles rigurosidades que “ponen a correr”, literalmente, más a grandes que a chicos, en especial en la enseñanza primaria.

“Imaginas que eres periodista y redactas un artículo sobre la importancia del trabajo”, le ordenan en una actividad extraclase a una estudiante de quinto grado. Apenas puedo definir, a ciencia cierta, que es ser periodista; mucho menos creo haber redactado un artículo decoroso con la profesión ejercida por grandes de la intelectualidad en Cuba; y sobre el valor del trabajo en este país, con la polémica relación con el salario, si alguien lo identifica con exactitud que no los diga. ¿Cómo entonces lo podrá discernir una inocente niña de diez años? Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: